Que envidien tu piel

Anteriormente he escrito sobre la importancia de exfoliar el rostro, dar cuidados a este durante la noche y también cómo cuidar las manos, porque estas delatan nuestra verdadera edad. Sin embargo, tenemos mucha más piel que solo eso, por esto hay que enfocarse en cuidar el resto del cuerpo.

Lo que nunca cambia son los pasos clave para tener una piel bella y sana: limpiar, exfoliar, humectar y combatir el problema específico que padezcas. Esta fórmula es lo más básico y relativamente fácil de llevar a cabo.

Paso por paso, te daré unas recomendaciones generales.

1. Limpiar

Es importante que uses un producto que se adapte a tus necesidades. Usualmente los jabónes neutros limpian el cuerpo y no causan desbalance en tu pH, aunque algunos pueden resecar, como fue mi caso con el jabón Dove.

Hay una amplia gama de productos para limpiar, tales como jabones en barra, líquidos, gel de ducha, leches limpiadores y otros más. Depende de lo que quieras y necesitas es lo que debes comprar. En general los jabones (en ambas presentaciones) limpian bien y algunos ofrecen humectación; los geles suelen eliminar mucho mejor la suciedad y pueden resecar un poco más; las leches limpian a profundidad y mantienen la humectación del cuerpo.

Ten en cuenta que si no sueles sudar mucho durante el día o entras en contacto con suciedad, podrías no necesitar limpiarte a diario, es decir, usar jabón o cualquier otro producto, simplemente ponerte debajo del chorro de la regadera y listo. Esto por supuesto solo tú puedes calarlo. No tengas miedo de intentarlo, quizás tu cuerpo se beneficie de esto.

2. Exfoliar

Este es el paso que más personas se saltan y es vital. Exfoliar tu cuerpo permitirá que la suciedad, grasa y otras impurezas se vayan por completo y con esto las cremas y los tratamientos se absorberán y funcionarán con más eficacia. Además, así acostumbras a tu piel a estar en un constante trabajo de regeneración para que se mantenga saludable, lisa y tersa.

La cantidad de veces que debes hacerlo depende de tu estilo de vida y las características particulares de tu piel, pero se calcula que con una exfoliación por semana es más que suficiente para la mayoría de las personas.

Yo he realizado varias recetas. Una es mezclar en un plato café molido y crema humectante; mezcla cantidad suficiente de ambos hasta obtener una pasta suave; después aplícalo por todo el cuerpo mientras realizas masajes circulares ascendentes; deja actuar la mezcla durante 10 minutos (ponte a ver un video en tu celular o entra al blog a ver más posts) y después métete a bañar para remover todo. Cuando salgas de la ducha, sentirás la piel uuuultra suavecita y lisa. El café ayuda a tonificar el cuerpo, pero si no tienes, puedes sustituirlo por sal, también funciona.

Otro tip es comprar una esponja exfoliante. A esta frótale jabón o cualquier producto con el que te limpies y agrega una pizca de bicarbonato de sodio. Deja que se disuelva bien y pásalo con masajes circulares. Al salir de la regadera aplica tu crema humectante más intensa y, ¡pum!, tendrás una piel hermosa.

3. Humectar

¿Te pasa que durante el día diferentes zonas del cuerpo te dan comezón y no es porque haya un piquete?, con seguridad afirmo que tu piel está reseca. El mejor momento para aplicar un humectante es después de tomar un baño porque tus poros estarán más abiertos y así se absorberá mejor. Igual que los otros pasos, necesitas identificar qué tanta humectación requieres para determinar cada cuándo debes usar.

Yo tengo distintas cremas con diferentes niveles de humectación. Para los días cuando mi piel está muy reseca, aplico una crema y le añado aceite de coco o vaselina, estos dos harán maravillas. Cuando no quiero usar ninguna crema, entonces al bañarme no uso jabón para limpiarme, así no siento reseco el cuerpo.

Puedes conseguir un gel o jabón limpiador que ofrezca humectación también, así matas dos pájaros de un tiro.

Si te cuesta tener la costumbre de humectar tu piel, busca un producto con un rico aroma o invierte más de lo usual en uno, de esta manera cuando te lo apliques será como una recompensa después de un día complicado. ¡Te lo mereces!

4. Problema específico

Después de usar tu humectante, es momento de que apliques el producto que resuelva lo que quieras mejorar. Dicen, esto no puedo asegurarlo, que para mejorar la apariencia de las estrías, apliques aceite de oliva sobre estas y lo dejes toda la noche. Si quieres emparejar el tono de tu piel, prueba con las cremas que contienen concha de nácar. Eso sí, no olvides aplicar bloqueador a diario y no exponerte mucho al sol.

Foto de portada de mirartegaleria.com, obra del artista Omar Ortiz.

Más allá de cuidar la piel de tu cuerpo por pura vanidad, recuerda que también es por tu salud. Es mejor prevenir que lamentar.

¿Cuál es tu mejor tip para cuidar la piel del cuerpo?

Más fashionismo y más sobre mí en mis redes:

Facebook /lavidafashionista

Twitter @juacocog

Instagram @juacocog

Logo nuevo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s