El arte de vestir un traje ft La Buena Hechura

¡Nuevo #SábadoDeHombres! ¡Yaaay!

El traje es una pieza especial porque no se usa en cualquier momento, solo en bodas; fiestas formales; para trabajar, aunque después de tres años de especial no tenga casi nada jaja; exposiciones, etcétera. En el momento en que un hombre se pone un saco o blazer, algo dentro de él cambia, pero no a lo quinceañera, sino de una forma más masculina.

Conseguir el traje ideal no es tarea simple, pero es necesario para lucir bien en cualquier ambiente donde estés. Es horrible ver a un chavo godín con uno que le queda grande, como si fuera el abuelo de la empresa. Es espantoso cuando se ponen uno de esos brillosos, como  si fuera integrante de La Arrolladora Banda El Limón 🙈

Sin embargo, yo no soy experto en este tópico porque mi experiencia en vestirlos es casi nula. Decidí recurrir a un hombre que sabe del arte de la elegancia varonil porque lo vive día a día. Aarón Jiménez es fundador de La Buena Hechura, un espacio donde comparte tips, datos relevantes y mucha información sobre la vestimenta masculina.

Le pedí que te compartiera diez consejos para escoger y portar un traje con honor. Este es mi primer featuring, ¡qué nervios! jajaja.

1) Coherencia en las proporciones

Las prendas deben de tener coherencia con nuestra complexión. Por ejemplo, los caballeros de cuerpo robusto se decantarán por solapas de saco gruesas y corbatas anchas. De escogerlas angostas corren el riesgo de lucir aun más anchos por el efecto óptico que producen las formas en contraste con el cuerpo.

lbh2

2) Colores para la mañana y para la noche

El traje se vestirá dependiendo de la hora del día. Antes de las 6 de la tarde se usarán colores claros; gris marengo, azul cobalto, etcétera. Pasadas esta hora o después de la puesta de sol nos decantaremos por los tonos obscuros; azul marino, azul midnight, gris Oxford, etcétera. De preferencia huyamos de los trajes negros; clásicamente este color responde únicamente a funerales o actos de marcada solemnidad.

Processed with VSCOcam with s2 preset

3) Sobre las proporciones

El saco debe de quedarnos amplio por dentro y angosto por fuera. Fijémonos que a la hora de abrocharlo no se forme una arruga en forma de X y habremos acertado. Una cosa es que el saco quede entallado y otra que nos quede en suma estrechez.

lbh4

4) Ajuste de los cuellos

El cuello del saco debe de estar en contacto con el de la camisa, siempre. Si nuestro cuello desboca, tanto de pie, como sentados o caminando estaremos ante un saco que no es de nuestra talla.

lbh5

5) Del largo del saco

Como norma general, el faldón de nuestro saco debe dividir en dos nuestro cuerpo. Para comprobar el largo correcto, haremos la siguiente acción: dejaremos caer los brazos rectos y cerraremos el puño, el bajo del saco debe llegar exactamente a la altura de nuestros nudillos. Si somos más modernos y buscamos sacos más cortos, asegurémonos que por lo menos el saco cubra nuestros gluteos.

lbh6

6) Las mangas

Las mangas es un punto muy importante a tomar en cuenta. Ni cortas ni largas, estas deberán dejar ver entre uno o dos dedos de los puños de la camisa.

lbh7

7) El pantalón

El pantalón debe tocar ligeramente la parte frontal del calzado pero nunca descansará holgadamente sobre él. Evitemos que se formen los tan poco estéticos bultos en el bajo del pantalón. En especial los caballeros de corta estatura deberán tomar muy en cuenta este punto; de escoger un pantalón de pierna larga lucirán aun más chaparros.

lbh8

8) Los botones del saco

Al estar de pie siempre estaremos con el saco abrochado; un signo de buen gusto y respeto por las personas con las que entablamos conversación. Al momento de sentarnos, pasaremos a efectuar un movimiento discreto para desabotonarlo, esto con el fin de evitar las arrugas nada estéticas que se forman al sentarnos con la chaqueta abrochada.

lbh9

9) ¿Cuánto abotonar?

Para abotonarnos el saco seguiremos la regla “tal vez, siempre, nunca”. En chaquetas de tres botones, el primero a veces, el segundo siempre y el último nunca. En los de dos botones el superior siempre y el inferior nunca. En la opción de un solo botón por obvias razones siempre deberá estar abotonado.

lbh10

10) Sobre el ajuste

Por más que las modas impongan lo contrario, el pantalón del traje no se corta ni viste de la misma forma que uno deportivo. Primero, este no debe estar sumamente entallado en los muslos ya que deforma la línea del planchado y abren las bolsas de los costados; un detalle poco refinado al vestir de traje. Segundo, el pantalón no se lleva a la cadera. Como norma general se debería de llevar a la cintura natural, pero si este detalle parece anticuado, busquemos al menos que la pretina sostenga el estómago.

lbh11

La elegancia no consiste tanto en el traje como en el modo de llevarlo, Honoré de Blazac.

Hombres, si quieren más consejos para vestir con elegancia, sigan LBH en Facebook  (/labuenahechura) e Instagram @labuenahechura.


¡Buen fin de semana!

Para más fashionismo, sígueme en mis redes:

Facebook /lavidafashionista

Twitter @juacocog

Instagram @juacocog

Snapchat: juacohollywood

Logo nuevo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s