Cuello de cisne

¡Fashionista, una gran disculpa! No he publicado nada aquí ni en la fanpage desde hace tres días. Necesitaba descansar de tooooodo. Si no te diste cuenta, entonces te odio por no estar al pendiente, ja, ja, ja.

Sobre el post de hoy, no sé si a ti también te pasa, pero me molesta no poder usar cuello de tortuga o que a veces al tener la camisa toda abotonada parece que soy como cabeza-hombro. Creo que estéticamente un cuello largo (o decente, ja, ja) se ve mejor que los cabeza-hombro. Para las que estén en la misma sintonía, les escribiré unos consejos para que esta zona se vea más estirada de lo que realmente es. A veces una prenda o un accesorio hace LA diferencia.

1. Playeras con cuello “V”.

Un día ponte una playera de cuello redondo, párate frente al espejo y observa con atención la zona de los hombros y el cuello. Otro día haz lo mismo pero con una playera de cuello “v”. Verás la diferencia de percepción.

No necesitas renunciar, por así decirlo, a los cuellos redondos, pero busca playeras o suéteres o demás que no estén tan cerrados, sino que ya estén amplios, para que así el cuello se vea despejado y más largo.

Aunque en general los cuellos “V” alargan, si este es muy ancho, no logra un efecto tan marcado como los angostos. Encuentra el equilibrio zen, ja, ja.

2. Collares largos

En días fríos en ocasiones es imposible no usar un suéter, una chamarra o un abrigo. Cuando sea el caso o simplemente te mueres por usar una prenda de cuello cerrado o de tortuga, agrega un collar largo para crear el efecto de “V”. Eso sí, el collar debe contrastar con tu suéter o playera para que funcione.

3. Botón de pudor

Abotonarse hasta arriba para lograr un look nerd o hipster es una cosa y otra tan diferente es abotonarse con pudor, es decir, para “no mostrar” los encantos. Deja la inhibición y casa y desabotona uno más. No vas a lucir como chica de Tlalpan, no exageres.

4. Chokers

Ahora que los chokers volvieron a estar de moda y a la venta, seguro te hace cosquillas la idea de ponerte uno. Para las de cuello corto, es mejor optar por los delgados y en formas lisas porque los gruesos y los de patrones acortan mucho visualmente.

Otra sugerencia es usarlo con blusas o vestidos de escote amplio o a los hombros. Así se verá más piel que tela y parecerás cisne, ja, ja. Si un choker negro te parece simplón, busca uno metálico. Es liso y es más llamativo.

5. Cabello recogido

Cuando quieras emular el cuello de jirafa (quizá no tan exagerado), recógete el cabello en una cola de caballo. Entre más alta la hagas, logras una ilusión más fuerte. En menor medida pero funcional es tener el cabello atrás de los hombros, para que la zona del pecho esté despejada.

6. Estampados

Esfuérzate por no tener prints toscos y grandes cerca del cuello. Usa blusas o vestidos estampados con cuello “V” o cuello redondo amplio o a los hombros.

Todas las imágenes de http://www.lookbook.nu

¿Y tú, fashionista, tienes otro consejo? Ten un maravilloso lunes 😋

Para más contenido, sígueme en mis redes:

Facebook

Twitter

Instagram

Logo nuevo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s