4 mascarillas exfoliantes sencillitas

La piel acumula grasa y suciedad, así que cada cierto tiempo, en promedio dos veces a la semana, hay que realizar una exfoliación. Te ayuda a limpiar, destapar tus poros, que tu piel se autorregenere y esté sana.

Aquí te dejo unas mascarillas con ingredientes que tienes a la mano para que luzcas guapa siempre.

Recomendaciones generales:

  • Haz una prueba de sensibilidad en una parte de tu rostro para comprobar que los ingredientes no te lastiman o en su defecto retira inmediatamente si sientes un ardor insoportable.
  • Aplica tu humectante o crema especial después de la exfoliación para que sus nutrientes penetren mejor.
  • Lo ideal es hacerlo dos veces por semana, pero ve cómo lo asimila tu piel ya que cada una reacciona distinta.

Mascarilla 1

Ingredientes:

  • Miel
  • Azúcar
  • Limón (opcional)

Es la mascarilla más básica pero funcional. Solo mezcla miel de abeja (natural) con azúcar hasta que quede pastosa y aplícala en toda la cara, excepto en la zona de los ojos. Hazlo con tus manos y da círculos de abajo hacia arriba y del centro de tu cara hacia las orejas. Deja reposar durante unos 5 minutos para que los nutrientes de la miel hagan efecto.

Si quieres combatir algunas manchas, agrega a la receta unas gotas de limón solamente. Ojo: aplícala en la noche para que no manches tu piel con los rayos de sol.

Después lava tu cara con agua y con jabón como Pimpón. Ahora aplica tu crema humectante y siente la diferencia.

Es ideal para todo tipo de pieles.

Mascarilla 2

Ingredientes:

  • Bicarbonato de sodio
  • Aceite de oliva extra virgen

Esta puede ser un poco más fuerte. Agrega bicarbonato de sodio y el aceite de oliva hasta que tengas una consistencia pastosa. Aplica en todo el rostro (menos zona de ojos) y haz círculos de adentro hacia afuera. Deja reposar unos 3 a 5 minutos y después lava con agua y jabón.

Recomendable para pieles secas y mixtas.

Mascarilla 3

Ingredientes:

  • Aceite de jojoba
  • Aspirina (pura, ninguna otra versión)
  • Bicarbonato de sodio

El aceite de jojoba es ideal para pieles grasas. Sé que parece contradictorio, pero no es tan grasoso como el de almendras dulces. Lo encuentras en farmacias y es barato.

Tritura una tableta o dos de Aspirina en un poco de agua, luego agrega un chorrito de aceite de jojoba y bicarbonato de sodio hasta formar una pasta. Como las otras mascarillas, aplica y da círculos de adentro hacia afuera. Deja reposar 3 a 5 minutos, luego enjuaga con agua y jabón.

El ácido acetilsalicílico limpia la cara profundamente. Esta mascarilla es ideal para pieles grasas.

Mascarilla 4

Ingredientes:

  • Limón
  • Aspirina
  • Bicarbonato de sodio
  • Agua

Es la más fuerte de todas. Limpia profundamente, pero no es recomendable para todos. Puede arder un poco, pero debe ser tolerable. Si no fuese el caso, retira inmediatamente.

Disuelve una tableta o dos de Aspirina en un chorrito de limón, luego agrega el bicarbonato y deja que la espuma baje. Mezcla bien y aplica en todo el rostro, menos en la zona de ojos. Da masajes circulares y deja que actúe unos 10 minutos. Sentirás la cara tensa, es normal. Después retira con agua y jabón y aplica tu crema humectante.


Recuerda las recomendaciones generales y checar cómo lo toma tu piel. Al momento tu piel se puede ver enrojecida. Espera al día siguiente para apreciar los resultados.

¡Buen martes! 😋

Para más contenido, sígueme en mis redes:

Facebook

Twitter

Instagram

Logo nuevo

Anuncios

3 comentarios en “4 mascarillas exfoliantes sencillitas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s