Propósitos fashionistas para 2015

Hola, fashionista. El pasado #SábadoDeHombres, les mostré unos propósitos que ellos deben tomar para mejorar su estilo. Las mujeres también me encantaría que hicieran varios. Tengo muchas conocidas bellas y con muchas cualidades que si aprovecharan, recibirían halagos todos los días, pero visten y su estilo es tan gris, que no obtienen nada de eso.

No es que tengas que vestirte para agradarles a los demás, pero ponerte guapa y agregar detalles especiales realzaría tu belleza y mejorarías lo que no te gusta. Eso es una de las cosas que me gusta de usar ropa: buscar ropa que me haga lucir bien. Mirarme al espejo y darme cuenta que me agrada mi conjunto, reafirma mi confianza en mí mismo.

Trata de hacer algo diferente en tu apariencia. ¿En serio no te molesta ni tantito lucir igual que hace muchos años? ¿No crees que un cambio te beneficiaría?

No necesitas aplicarlos todos, toma los que te funcionen y con los que seas capaz de realizarlos a largo plazo.

1. Cómprate prendas más interesantes por sí solas:

PFM 1
De LookBook

El armario de una fashionista se caracteriza porque cada prenda por sí sola tiene algo de interesante. Sea su calidad, la tela, la textura, el estampado, la forma u otra característica, todo debe ser motivo de halago. Entre un pantalón cualquiera y uno bonito la diferencia son los detalles: las costuras, que los bolsillos se vean lindos, que te quede bien y que la tela ni el corte luzcan chabacanos.

No tienes que gastar más para tener prendas estéticas, sólo debes ser cuidadosa y selectiva con lo que compras.

2. Combina prendas que usualmente no lo haces:

De LookBook
De LookBook

Es fantástico cuando encuentras que tal blusa queda muy bien con tal pantalón, así que se vuelve un conjunto favorito, pero no es motivo para que te vuelvas retrato y dejes botadas el resto de tu ropa. Una vez a la semana toma prendas que en la vida te has atrevido a combinarlas y prueba. Claro que puedes equivocarte, todos lo hacemos, pero si no te arriesgas, no vas a expandir tus límites.

3. Adquiere piezas más elegantes e impactantes:

De LookBook
De LookBook

Tampoco se trata que veas las marcas que usa tu mamá para comprar las mismas, pero sí invierte de tu dinero en un abrigo, un blazer, una blusa o unos tacones que te sirvan para ocasiones formales y tengas un repertorio más grande que el típico vestido negro y tacones negros aburridos.

4. Agrega más accesorios a tu conjunto de cada día:

De LookBook
De LookBook

Yo antes odiaba usar accesorios, tales fueran pulseras, gorras, gafas oscuras porque sentía que llevaba demasiado. Empecé poco a poco, me acostumbré y ahora rara vez salgo sin al menos uno. Haz lo mismo y empieza con pocos. Unas gafas oscuras o una pulsera logran que pases de ser promedio a ser notoria.

5. Usa (más) maquillaje:

De LookBook
De LookBook

Algunas tienen un cutis precioso que no necesita nada de base ni polvos para corregir imperfecciones, pero todas les queda bien algo de rímel, un delineado o un bonito color de labial. No me gusta hablar de maquillaje en el blog como un tema de belleza, pero sí como un tema de accesorios. El maquillaje es un accesorio más. ¿Cómo mejorar un conjunto de playera, jeans y zapatos? Unos labios rojos intensos.

6. Empieza a mostrar piel:

De LookBook
De LookBook

No, no digo que luzcas como las chicas de Tlalpan o Sullivan (para los que no son del DF, me refiero a prostitutas), sino que empieces a usar prendas que muestren tus bellas piernas, tu espalda o tu pecho. Escotes un poco más profundos, faldas más cortas, son posibles opciones. Aprovecha que ahora puedes hacerlo. No va a ser nada atractivo que uses minifalda a los 70 y todos veamos tus piernas de carretera.

7. Hazte amiga de los tacones:

De LookBook
De LookBook

Lo bueno de los tacones es que van con todo: falda, vestidos, jeans, pantalones de otras telas, etc. Para algo casual, formal, de fiesta o lo que sea, quedan en todo momento. No digo que vayas a la escuela en tacones de aguja en el transporte público, pero sí llévate unos de tacón ancho o corrido medio bajos una vez a la semana. Un fin de semana ponte unos para salir. Si paulatinamente los llevas más, un día no vas a querer bajarte de ellos.

8. No tengas miedo de llamar la atención:

De LookBook
De LookBook

Varias veces mis amigas me han dicho que a veces les incomoda cuando llevan algo inusual y sienten cómo la gente se les queda viendo bastante. No tengas miedo a eso. Sea que te vean para apreciar tu estilo o para criticarte, tú te vistes para ti misma y es a la única que debe gustarle lo que llevas. Un poco de atención no es malo.
Estos son los propósitos que te muestro. Tú escoge cuáles vas a poner en práctica. Mejorar tu estilo es subir al siguiente escalón de tu vida.

Ten un gran día, fashionista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s